¿Cuándo instalar ósmosis con bomba?

Una de las dudas que surgen cuando se quiere instalar un equipo de ósmosis inversa es si éste debe llevar bomba o no. Existen distintos modelos de equipos de ósmosis inversa y se suelen clasificar por sus características, y entre éstas se incluyen la bomba o no.

Hay que tener en cuenta que la ósmosis consigue eliminar todos los contaminantes presentes en el agua dejando un sabor neutro y una calidad para el consumo excepcional. El sistema de mantenimiento es sencillo y fácil de llevar a cabo.

bomba en la osmosis inversa

Importante en la instalación de ósmosis con bomba: la presión del agua

Por lo que respecta a la bomba, para poder tomar esta decisión será imprescindible conocer cómo es la presión del agua en la vivienda donde se quiere instalar la ósmosis inversa. Ésta suele oscilar entre 2,5 y 5 bares. La mayoría de los equipos de ósmosis inversa están diseñados para que trabajen en este rango de presión, aunque según el modelo este rango puede variar.

Para conocer la presión del agua en tu domicilio, ésta se puede medir a través de un manómetro y de esta manera se puede averiguar si hay presión de agua suficiente para un equipo sin bomba.

Presión baja

Normalmente, cuando se instala un equipo sin bomba y la presión es baja, el equipo no trabajará de forma eficiente, por lo que el agua de rechazo, es decir, aquella agua que se desperdicia y se va por el desagüe, será mucho mayor. Como consecuencia, aumentará el recibo del agua, además de las posibles averías que se puedan ocasionar al trabajar el equipo a una presión por debajo de lo recomendado.

Bomba ósmosis con buena presión

Cuando se instala un equipo con bomba y hay buena presión, se recomienda instalar también un limitador de presión. Hay que tener en cuenta que cuando se tiene una presión insuficiente, será necesario adquirir un equipo con bomba. Normalmente, la cifra que se marca es la de 3,5kg/cm2.

Toda aquella cifra que esté por debajo de esta presión hará que el agua de rechazo aumente considerablemente al agua producida. Para evitar que la cantidad del agua de rechazo sea elevada, se recomienda intentar vaciar el depósito del equipo al máximo cuando se necesite agua de ósmosis, por ejemplo, con botellas de agua o llenando garrafas.

Otros casos en los que se utiliza bomba de ósmosis inversa

Aparte de utilizar un equipo de ósmosis inversa con bomba cuando la presión del agua es insuficiente, también se recomienda usarlo:

  • Cuando la presión es variable. En muchas localidades con poca presión de suministro o cuando se abastecen de depósitos o pozos, se suelen alcanzar presiones máximas que superan la cifra anteriormente recomendada. En estos casos, la bomba se detiene y vuelve a arrancar cuando la presión baja. Por eso, es importante observar las medidas que marca el manómetro mientras se consume agua y si marca menos de 3,5kg/cm2, se necesitará adquirir una bomba.
  • Cuando las aguas tiene altos niveles de TDS, es decir, de mineralización. Al aumentar la cantidad de sólidos disueltos, también se incrementa la presión osmótica (la presión que se debe alcanzar para separar los elementos no deseados del agua). En este caso, se recomienda aumentar la presión a través de una bomba.
  • No es obligatorio montar un equipo con bomba cuando la presión se mantenga por encima de los 4,5kg/cm2, y en el caso de que se superen los 5,5kg/cm2 se podrá instalar un limitador

Si necesitas agua con más presión y crees que adquirir un equipo de ósmosis inversa con bomba podrá ayudarte, o si tienes dudas sobre si sería necesario utilizarlo sin bomba, en Ordessa te ayudamos en todo lo que necesites. Ponte en contacto con nosotros y te informaremos sobre todo aquello que necesites.