15 sencillos trucos para gastar menos agua en casa

15 sencillos trucos para gastar menos agua en casa
¡Puntúa esta publicación!

¿Por qué proponemos trucos para ahorrar agua en el hogar?

Porque el agua es un recurso limitado y, sin embargo, un elemento vital para millones de seres humanos que poblamos la tierra. Esta fuente de vida está disponible en menos del 1%, que debemos repartir para el agua de boca, la higiene, el riego, la industria y, por supuesto, compartir con el resto de las especies.

Además, en España se consumen de media 132 litros por habitante y día, un consumo muy por encima de las necesidades,  a pesar de la concienciación ecológica que ha habido en los últimos años.

Consumo responsable de agua

En un contexto en el que el aporte hídrico parece estar condenado a reducirse especialmente en nuestra zona por el cambio climática, desde Ordessa, expertos en el tratamiento integral del agua, hemos decidido recopilar una serie de ideas para no desperdiciar agua, contribuir a un mundo más sostenible y ahorrar algo de dinero en nuestras facturas. ¡Pequeños gestos que pueden cambiar el mundo si los repiten millones de personas!

¿Cómo ahorrar agua en casa?

  1. Cierra los grifos cuando no uses el agua. Esto incluye el agua al fregar o al cepillarse los dientes, pero también al enjabonarse y lavarse el pelo en la ducha.
  2. Guarda el agua fría de la ducha para otros usos. Durante el tiempo de espera al agua caliente se pierden varios litros; guárdalos para regar las plantas o fregar.
  3. Dúchate en vez de bañarte. Es uno de los consejos en los que más se insiste habitualmente, ya que una ducha breve supone un ahorro de aproximadamente un 50% de agua con respecto al baño.
  4. No esperes para arreglar las fugas. Gota a gota, el desperdicio de agua puede oscilar entre los 40-100 litros de agua al día
  5. Reduce la capacidad de la cisterna. Un truco que nunca falla es instalar dos botellas llenas en la cisterna, con lo que puedes ahorrar hasta 4 litros en cada uso.
  6. Instala un pulsor de doble descarga en la cisterna. Si vas a cambiar el baño, piensa en instalar un pulsor de doble descarga con una opción con menos agua y otra con más cantidad.
  7. Usa dosificadores y aireadores. Estos dispositivos mezclan el agua y el aire sin que cambie la sensación de abundancia de agua. La única diferencia es que ahorran hasta un 50 % de agua.
  8. Instala grifos monomando. Estos grifos más modernos evitan el goteo propio de los grifos de rosca y permiten encontrar el punto de temperatura de forma mucho más fácil que el antiguo formato.
  9. Riega las plantas por la noche. Así, aprovechan más el agua que no se evapora.
  10. Planta lo propio de tu zona. Con las plantas y el césped autóctonos, el agua de la lluvia es suficiente.
  11. Apuesta por electrodomésticos eficientes. Ahorra energía y agua con los electrodomésticos eficientes. La etiqueta energética A+++ es la máxima clasificación energética.
  12. Llena bien el lavavajillas y la lavadora antes de usarlo.
  13. Mantén cacerolas y sartenes a remojo. Así fregarlas será mucho más rápido e implicará un consumo menor de agua.
  14. Usa un cubo para fregar vajilla. A la hora de fregar los platos no tienes que mantener el grifo abierto, puedes usar y cubo de agua para enjabonar y otro para aclarar.
  15. Lava el coche con agua y bayeta. Si lavas el automóvil en casa, es recomendable hacerlo con una bayeta y un cubo, método para no malgastar el agua con el que ahorrarás mucho más que con la manguera.