Tipos de tratamiento de agua que existen

Tipos de tratamiento de agua que existen
¡Puntúa esta publicación!

El agua es recurso indispensable y vital. Pero, como todos los recursos, se acaba convirtiendo en escaso por uso masivo y utilización irracional. El agua depurada y preparada para el consumo humano, una vez utilizada se hace residual y poder volver a disponer de ella, tras un proceso de tratamiento, es un asunto prioritario a nivel mundial, para disponer de un recurso de calidad y en cantidad suficiente.

Tratamientos para el AguaEl agua puede tener diferentes fuentes de contaminación. Puede ser contaminación urbana, consecuencia de tareas domésticas, detergentes o residuos fecales. La contaminación industrial tiene su origen en vertidos residuales con materia orgánica, metales o incluso elementos radiactivos, mientras que la agrícola suele producirse por vertidos de aguas con residuos orgánicos vegetales o animales. En todos los casos, se utilizan distintos sistemas de tratamiento de agua para reutilizarla para consumo humano o animal, o regar distintos cultivos.

Sistemas para el Tratamiento de agua

  • Ósmosis inversa. Basada en aplicación de presión sobre disoluciones concentradas para conseguir que atraviesen membranas, siguiendo un fenómeno físico y biológico que funciona en el metabolismo celular del ser humano. En la ósmosis, los dos lados de la membrana están a similar presión, pero aumentando presión en uno de los lados, con mayor concentración salina, realizaremos un proceso de ósmosis inversa. Solo el agua, sin sal, atraviesa la membrana, pudiendo convertirse en potable. Es un sistema muy eficiente y utilizado actualmente en barcos, aviones, industrias y domicilios.
  • Carbón activado. El procedimiento se realiza mediante el paso del agua por un filtro con carbón activado, ya sea en bloque o granulado. Es muy eficiente para eliminar cloro, malos olores e incluso metales pesados.
  • Tratamiento a base de ozono. Se puede tratar el agua con ozono consiguiendo mejores resultados que el tradicional uso de cloro. Tiene su base en el gran poder antioxidante del ozono, que ayuda a eliminar virus, bacterias y otros microorganismos resistentes al efecto del cloro.
  • Depuración con descalcificadores. Los llamados descalcificadores son equipos que intercambian iones para reducir la dureza del agua y reducir niveles de calcio y magnesio hasta un umbral que permita consumo o utilización.
  • Agua destilada. Este tipo de agua tiene pureza elevada, pues el procedimiento de destilación permite eliminar impurezas e iones. Por otra parte, las propiedades del agua obtenida son algo diferentes a las tradicionales del agua de consumo.
  • Plantas desalinizadoras. Son instalaciones, a veces muy complejas, dedicas, como forma alternativa a la escasez de agua, a convertir en agua de consumo la que se obtiene del mar.
  • Estaciones depuradoras. Las grandes estaciones de depuración de agua de las ciudades tratan las aguas residuales de las mismas, así como de escorrentía de zonas urbanizadas. Diferentes tipos de procedimientos se conjugan en ellas para recuperarlas para consumo, aunque sea para regadío.