¿Qué son las membranas para el tratamiento de agua?

¿Qué son las membranas para el tratamiento de agua?
¡Puntúa esta publicación!

El tratamiento de ósmosis inversa es un proceso que se encarga de eliminar sustancias nocivas del agua.

Este tipo de tratamientos de agua funciona mediante membranas que actúan como una barrera para frenar el paso de ciertos componentes nada recomendables para la salud.

En la actualidad, este sistema de tratamiento de agua usa diferentes tipos de membranas para dar como resultado un agua filtrada y de calidad.

Los sistemas de ósmosis inversa disponen de estas membranas, pero vamos a ver cómo actúan estos sistemas sobre el agua.

¿Cómo una actúa la membrana en el sistema de tratamiento del agua?

Es un proceso simple, se trata de un método mediante el cual, el agua se fuerza a pasar por una serie de capas o membranas filtrantes reteniendo los residuos.

Pero, “¿Cómo funciona exactamente esta membrana?”

membranas Osmosis

Hace uso del vacío con el fin de aspirar el agua limpia a través de la membrana, al mismo tiempo se rechaza y concentra los contaminantes en agua residual para su eliminación.
Poco a poco se van reduciendo el tamaño de esos filtros, por lo que los residuos más pequeños van también eliminándose.

En resumen, este procedimiento hace que el agua de red fluya a través de varias membranas atrapando sedimentos y otros elementos perjudiciales.

La filtración del agua dentro de la membrana se lleva a cabo en varias etapas, por eso se considera como uno de los tratamientos más eficaces y rentables, dando lugar a un agua de boca más económica que la de manantial, evitando el uso de plásticos y contaminantes medioambientales.

Diferentes tipos de filtración de membrana

Depende de los modelos de cada producto, pero en general hay sólo dos tipos básicos de membrana para el tratamiento de agua.

Dependiendo del uso que se vaya a dar o de las necesidades de cada uno se deberá escoger uno u otro tipo. Las propiedades de cada uno de ellos están relacionadas con el nivel de filtración que queramos.

  • Micro y ultra filtración:  destacan por su alta fiabilidad y robustez. Funciona filtrando toda el agua a la vez, la retirada de los residuos se realiza de forma periódica.
  • Osmosis Inversa: a diferencia del otro tipo de filtrado, actúa a través de iones más pequeños, como si fuera un modo de flujo cruzado, con un flujo de residuos producido continuamente.

Seguro que te interesa: