Agua y mascotas: ¿cuál es la mejor para perros y gatos?

Agua y mascotas: ¿cuál es la mejor para perros y gatos?
5/5 - 5 votos

¿Es seguro que nuestras mascotas beban agua osmotizada? Es una pregunta que escuchamos muy a menudo por parte de dueños de perros y gatos. Y siempre tenemos la misma respuesta clara: si para ti eliges lo mejor, también puedes hacerlo para tus mascotas.

Perro bebiendo agua osmotizada

Como los seres humanos, los animales domésticos están compuestos de un 80 % de agua en su cuerpo y también tienen la necesidad de beber agua diariamente. De hecho, algunas mascotas requieren de agua de mayor calidad que la que el agua del grifo regular puede proporcionar, ya que de lo contrario se puede acortar sus ciclos de vida.

Si estás pensando en agua mineral, probablemente estés pensando también que no es la opción más cómoda. Transportar litros y litros de agua hasta el hogar cada semana no es la opción más práctica, además de producir una gran cantidad de residuos plásticos. Si a los 2 litros diarios aproximados que debe consumir aproximadamente una persona se suma el consumo de un perro (por ejemplo, un can de 10 kg. tomará entre medio litro y 1 litro de agua al día) la factura en botellas de aguas puede subir considerablemente si somos muchos en el hogar.

Desde Ordessa te ofrecemos unas alternativas que pasan además por un agua de gran calidad: sistema de ósmosis inversa y descalcificadores. Cada solución será idónea en un contexto determinado:

Ósmosis inversa para animales

El agua proveniente de los sistemas de ósmosis inversa es completamente compatible con el consumo animal. De hecho, es mucho más recomendable que el agua del grifo, igualmente para los humanos.

¿Por qué? La razón es que el agua de nuestro grifo puede contener pequeños restos de cobre, zinc, níquel, plomo, hierro, de procedencia natural o bien del estado de las cañerías. Uno de los objetivos es eliminar las sustancias nocivas se pueden acumular en nuestro organismo y en el de nuestras mascotas con el paso del tiempo.

Instalar un descalcificador para agua de boca de mascotas

Otro problema es la cal. Solo hay que echar un vistazo a los electrodomésticos de lugares en los que se utiliza agua dura para hacernos una idea de los estragos que puede causar la cal en nuestro pelo, piel y, finalmente, en el organismo (en el caso de que los niveles sean excesivamente altos).

Si bien es cierto que el agua del grifo debe mantenerse en los parámetros legales, en muchas regiones el nivel es muy alto, por lo que los vecinos se ven obligados a adquirir un descalcificador para eliminar las partículas de cal y magnesio o a comprar agua embotellada. Si vives en una zona donde la proporción de cal en el agua es alta, te recomendamos que tanto tu familia como tus mascotas consuman agua filtrada. Protegiendo también a tus perros y gatos prevendrás una posible aparición de piedras en el riñón de tus animales domésticos.

En este mapa de la dureza de agua de España puedes consultar en qué situación se encuentra tu zona. Aunque si el agua es muy dura, probablemente ya seas consciente de ello.

Finalmente, además de la opción del agua de calidad, es recomendable hidratar correctamente a nuestras mascotas, conociendo en cada caso la cantidad necesaria a diario dependiendo de su peso y de su especie. Por ejemplo, en un perro se suele multiplicar por dos veces y media el peso del pienso seco que se come al día.

En definitiva, hidratación correcta y agua de calidad como unas buenas costumbres en beneficio de nuestros animales.