El agua más adecuada para combatir el envejecimiento

El agua más adecuada para combatir el envejecimiento
5/5 - 3 votos

El agua, esencial para la vida, nos ayuda a prolongarla y a combatir el envejecimiento. Tanto de forma interna, en nuestro organismo que está compuesto en un 60-65 % de agua, como de forma externa, a través de la piel, que no hay que olvidar que es el órgano más extenso de nuestro cuerpo.

envejecimiento agua

Todos conocemos de sobra las bondades de beber agua para el aparato digestivo, regular la temperatura de la piel e incluso favorecer nuestro bienestar y permitir que nos concentremos. De hecho, se convierte en una necesidad de aproximadamente dos litros diarios, que debemos satisfacer en un 80 % bebiéndola directamente.

Pero… ¿Es el agua el elixir de juventud? ¿Ayuda a combatir el envejecimiento? Si es así, ¿qué agua debo tomar?

Agua de calidad tanto para beber como para nuestra higiene

En efecto, hidratarse correctamente ayuda a retrasar la aparición de los signos del envejecimiento. Pero, en este punto, incidimos en que el agua más adecuada para combatir el envejecimiento es el agua de calidad, tanto para beber como en la higiene personal.

En el caso del agua de boca, si se quiere evitar el agua del grifo y consumir un agua de mayor calidad nos encontramos ante el dilema de las botellas, que suponen tiempo de ir a comprar, gasto semanal y una elevada cantidad de residuos.

Ante este planteamiento, son ya muchos los consumidores que han encontrado una solución alternativa: los sistemas de ósmosis inversa. Estos pequeños aparatos para el tratamiento del agua que ayudan a reducir al mínimo la presencia de microorganismos. Además, mejoran las cualidades organolépticas de esta bebida, dejando un sabor neutro libre de olores y sabores desagradables.

Pero es la efectividad en el nivel sanitario la que más contribuye a que el agua purificada sea tan conveniente para ayudarnos a conservar una buena salud. Y es que, el grifo sin ningún tipo de tratamiento puede provocar que pequeñas cantidades de sustancias tóxicas se acumulen poco a poco en nuestro organismo. Como ejemplos, sustancias como el nitrato, mercurio, aluminio, cobre o plomo, cuya ingesta continuada puede derivar a medio y largo plazo en problemas gástricos.

Además de la ósmosis inversa, existen otro tipo de filtros para el hogar como los descalcificadores, una buena opción en los hogares donde hay un exceso de partículas de cal y de magnesio.

Precisamente, este tipo de agua con abundante cal, conocida como “dura”, contribuye a la sequedad de la piel, además de provocar picores y rojeces en las más sensibles. Solo hay que ver el efecto de la cal en los electrodomésticos para imaginar lo que sucede en nuestra piel.

De este modo, para protegerla de estos estragos, existe la opción de colocar un filtro de agua para duchas, que elimina estos excesos y regula el PH para que el agua no dañe ni la piel ni el cabello.

Los estragos de la deshidratación en personas mayores

A estos consejos preventivos para ayudar a ralentizar el envejecimiento en el medio- largo plazo se suma la necesaria hidratación diaria. Como hemos especificado, debe ser con agua de calidad y con una cantidad suficiente, normalmente alrededor de los dos litros para personas adultas. La deshidratación tiene síntomas que van desde la pérdida de concentración hasta la falta de orina, mareos y ojos hundidos en sus signos más graves.

Por ello, es necesario hidratarse bien en todas las etapas de la vida. En especial para los ancianos, con una disminución de la respuesta a la sed mermada, algo que no significa que tenga que beber menos, sino todo lo contrario.

Te invitamos a que te informes en nuestro post sobre la deshidratación en ancianos y que si tú también quieres empezar a consumir agua de calidad no dudes en contactar con Ordessa. ¡Buscaremos la mejor solución para que el agua de calidad llegue a tu hogar!

Seguro que te interesa: