5 formas de beber más agua para mejorar tu salud

5 formas de beber más agua para mejorar tu salud
¡Puntúa esta publicación!

¿Te cuesta beber agua? ¿No sueles tener sensación de sed?

Conseguir llegar a la cantidad mínima de agua recomendada puede ser un quebradero de cabeza para muchos, sin embargo, es un factor muy importante para la salud. Tanto como una buena alimentación o la práctica habitual de deporte. Por eso, vamos a hablar de una serie de consejos para que bebas más agua en tu día a día.

Agua con limón para beber más

La cantidad de agua diaria recomendada en adultos oscila entre los dos y dos litros y medio (dependiendo de factores como el sexo, la masa corporal y la edad). Al menos el 80% de la cantidad de agua recomendada diariamente se obtiene mediante la ingesta directa de agua y consumirla beneficia en nuestra salud física y mental por varias razones:

  • Favorece el tránsito intestinal y lubrica el aparato digestivo.

  • Mejora la función de los riñones, favoreciendo la eliminación de toxinas y deshechos.

  • Nos permite trabajar de forma adecuada y mantener la concentración. De hecho, una hidratación deficiente o una desidratación provoca el aumento del cansancio y la disminución del rendimiento tanto físico como intelectual.

  • Regula la temperatura corporal.

  • Mejora la elasticidad de la piel, formada en un 72 % por agua.

El agua es vitalidad y los beneficios son muchos, pero si te cuesta beberla, estos son algunos de los consejos para conseguir beber más agua… sin casi darte cuenta. ¡Tu organismo lo agradecerá!

1. Lleva siempre una botella contigo

Llevar una botella contigo te recordará que tienes que beber. Ten siempre agua a mano: en el trabajo, en la mesita de noche, en el coche… Así, cuando tengas sed o cada cierto tiempo podrás ir bebiendo y… ¡la pereza para ir a buscar agua no será una excusa!

2. Bebe tés e infusiones

A muchas personas simplemente no les gusta el agua. Si no te atrae mucho la idea de beber agua, puedes probar con los tés y las infusiones, que le darán el toque de sabor que estabas buscando. Eso sí, sin abusar del azúcar.

Muchas veces, el mal sabor o olor del agua en nuestros hogares es lo que nos provoca este rechazo. En estos casos, una buena solución es instalar un sistema de ósmosis inversa o un filtro de agua para el hogar, que proporciona agua de sabor neutro y de gran calidad. Al recuperar este sabor neutro, el agua purificada permite además disfrutar al completo del sabor del té, las infusiones o los cafés.

3. Establece un momento determinado para beber agua

Si eres de ponerte pautas y seguir ciertas rutinas, establecer unos momentos determinados para beber agua puede funcionar. Por ejemplo, por la mañana puede ser un buen momento para beber un vaso de agua. De hecho, beber agua en ayunas es una buena práctica, aunque es cierto que hay a muchas personas a las que les cuesta mucho. Si es tu caso, puedes establecer otros momentos del día, como después del desayuno o un vaso media hora antes de cada comida. Si se te olvida, puedes probar con una alarma discreta en el móvil.

4. Toma limonada o zumos diluidos

El té y las infusiones no apetecen a cualquier hora del día ni en cualquier momento del año. Así que otro consejo para beber más agua es preparar limonada y disfrutar a la vez de los beneficios del agua con limón o bien diluir los zumos en agua, creando así una bebida sana y refrescante.

5. Ponte metas

Nuestro último consejo para consumir más agua es que te pongas una meta. No hay nada tan fácil de medir como el agua, así que te recomendamos que llenes tu botella y vayas bebiendo agua poco a poco hasta alcanzar tu objetivo. Así, conseguirás llegar hasta el consumo de agua diario recomendado y disfrutar de todos los beneficios que da esta fuente de salud.