Consumo responsable del agua en el hogar

Consumo responsable del agua en el hogar
5/5 - 2 votos

¿Cómo realizar un consumo responsable de agua en el hogar? Existen tantos trucos como razones para ponerse manos a la obra y tratar de reducir el consumo de agua en casa que, aunque parezca mentira, se ha reducido en varios litros desde que la crisis económica llegó a España.

Consumo responsable del agua

Poner una lavadora supone el gasto de unos 60 litros de agua

Según los estudios más recientes del Instituto Nacional de Estadística, el consumo medio de agua de un español es de 132 litros al día. Sin embargo, el consumo de agua recomendado al día para un adulto (con variantes según sexo y constitución) es de aproximadamente 2 litros diarios, bien directamente del grifo, de agua embotellada o de sistemas de tratamiento del agua. Entonces, ¿cómo asciende tanto el consumo diario de este preciado líquido?

La razón es muy sencilla: por ejemplo, en una ducha ya consumimos unos 100 litros, al tirar de la cadena vaciamos 10 litros de nuestra cisterna y al poner la lavadora consumimos 60. Comienzan a salir las cuentas, ¿verdad?

Con el objetivo de tratar de aportar nuestro granito de arena para conseguir un consumo más responsable en el hogar, en este post aportamos una serie de consejos de fácil aplicación para reducir nuestra factura y adquirir un comportamiento responsable. ¡Vamos con ellos!

Consejos para un consumo responsable de agua

Gestos tan sencillos como regar las plantas de noche o lavar el coche con una bayeta y un cubo, en vez de manguera, nos ayudarán a ahorrar mucha agua. Pero una buena parte de nuestro consumo de agua se produce en la cocina, la limpieza del hogar y, sobre todo, en nuestro aseo personal. Por eso, profundizamos en los trucos de ahorro en la cocina y en el baño:

Cómo ahorrar agua en la cocina

En la cocina te recomendamos comprar los electrodomésticos más eficientes cuando tengas que renovar tu lavadora o tu lavavajillas. Recuerda que puedes consultar la famosa etiqueta energética, con la A+++ como máxima clasificación energética.

Si friegas a mano, existen muchas formas de ahorrar agua, como cerrar el grifo y usar un cubo con agua para enjabonar los platos y otro para aclararlos.

Cómo ahorrar agua en el baño

Nuestra higiene personal se lleva una importante parte del consumo diario de agua que realizamos. Un clásico consejo es el de ducharse en vez de bañarse, y es que, no en vano, una ducha supone un ahorro de casi un 50% de agua con respecto a un baño. Y en la ducha, recuerda cerrar el grifo cuando te estés enjabonando. Un consejo que se traslada también al momento de lavarte los dientes.

En la cisterna también puedes tomar cartas en el asunto para evitar derrochar los aproximadamente 10 litros de cada uso. Por un lado puedes reducir la capacidad de la cisterna instalando botellas llenas y, por otro lado, puedes instalar un pulsor de doble descarga (más o menos cantidad de agua).

Y por último, un consejo de ahorro de agua aplicable a todo el hogar: arreglar las fugas en cuanto se detecten. Así evitarás el derroche que se puede producir en un simple grifo que gotea, que puede llegar hasta los 100 litros.

¿Por qué es tan importante realizar un consumo responsable de agua en el hogar?

Tras profundizar en el cómo, vamos a conocer el porqué. Para obtener agua en el grifo de nuestras casas solo hay que abrir el grifo, por lo que a veces olvidamos su valor y todo lo que cuesta que llegue hasta nuestros hogares. Hay que tener en cuenta que aunque el agua es el elemento más frecuente en la tierra, tan solo un 2,53% es agua dulce y ⅔ del agua está retenida en glaciares o al abrigo de nieves perpetuas.

Además, no debemos olvidar que 3 de cada 10 personas en el planeta carecen de acceso a agua potable y disponible en el hogar, según un informe de la OMS.

Por eso, el consumo responsable de agua es un reto alcanzable con sencillos gestos que tú mismo puedes incorporar en el día a día de tu hogar, ¿te apuntas?

Seguro que te interesa: