¿Con qué frecuencia es recomendable exfoliarse la cara?

¿Con qué frecuencia es recomendable exfoliarse la cara?
¡Puntúa esta publicación!

Exfoliarse la cara es un ritual muy importante no solo de belleza, sino también de salud de nuestra piel. La razón es que nuestra piel renueva de forma natural cada 28 días aproximadamente y hay que ayudar a retirar los restos de piel para que se dé paso a la nueva.

En definitiva, exfoliar nuestra cara nos ayuda a eliminar las células muertas, los puntos negros y las impurezas, ayuda a reducir la grasa en nuestra piel y asegura la regeneración epidérmica.

En este post descubriremos con qué frecuencia es recomendable exfoliarse la cara e intentaremos dar respuesta a algunas de las preguntas más habituales a la hora de exfoliarse.

Exfoliación de la cara

Es recomendable exfoliarse una o dos veces por semana

En términos generales, es recomendable hacerlo una vez por semana en las pieles secas y dos veces en los cutis grasos sin acné.

Para las pieles sensibles se recomienda un tiempo mayor entre exfoliaciones de 10 a 15 días, mientras que las pieles finas se pueden exfoliar cada dos semanas.

No está recomendado exfoliarse más de lo que indican estas pautas puesto que se puede irritar la piel. Asimismo, tampoco es indicado hacerlo cuando la piel está irritada, por ejemplo, después de tomar el sol.

¿Cómo debo exfoliarme la cara?

El proceso de exfoliación es muy sencillo. Consiste en aplicar el producto en la piel húmeda (limpia y desmaquillada), evitando el contorno de los ojos. Una vez en nuestro cutis hay que masajear sin frotar con movimientos circulares lentos. Puedes comenzar desde la nariz hacia afuera, sin detenerte más de medio minuto por zona. Cuando hayas acabado, enjuaga tu piel con agua tibia.

¿Qué productos puedo utilizar para exfoliarme?

Tras la exfoliación la piel “respira” mejor, ya que se ha estimulado la oxigenación de las células. Es el momento perfecto para aplicar la crema hidratante, ya que nuestro cutis absorberá fácilmente los nutrientes y los principios activos del producto.

Además, es importante diferenciar bien entre los exfoliantes de cuerpo y los de rostro, pues el grosor de su grano varía y un exfoliante de cuerpo aplicado en la cara podría irritar la piel. Al hacer este tratamiento también es importante evitar la zona del contorno de los ojos, más sensible que el resto de la piel.

¿Cuándo es el mejor momento para la exfoliación?

El mejor momento para exfoliar el rostro es por la mañana, ya que por la noche hay una intensa actividad de renovación celular, que da lugar a una gran cantidad de células muertas acumuladas.

¿Debo exfoliar también mi cuerpo?

Al igual que en la cara, la exfoliación en el cuerpo ayuda a la regeneración de nuestra piel. No hay que exfoliar algunas zonas sensibles como los senos (como sucede en el rostro con el contorno de los ojos). Las zonas donde sí que se debe dar más importancia a la exfoliación son los codos, los pies, las rodillas y los tobillos.

¿Cómo retiro el exfoliante?

A la hora de concluir el proceso y retirar el exfoliante es necesario hacerlo con abundante agua tibia, asegurándose de que no quedan restos de producto. En este punto también es crucial la calidad del agua, ya que como hemos explicado previamente la estimulación de la piel favorece que ésta absorba más fácilmente.

Desde Ordessa, recomendamos hacerlo con un agua de calidad como la que proporciona los filtros de agua especiales para ducha: con Ph neutro, libre de cal y sin sustancias químicas agresivas.

Se trata de algo muy importante después del exfoliado de rostro y cuerpo pero también en la higiene diaria, ya que el agua filtrada en la ducha ayuda a mantener una piel y un cabello naturalmente suave y saludable.

Seguro que te interesa: