¿Qué agua me sale más barata comprar?

¿Qué agua me sale más barata comprar?
¡Puntúa esta publicación!

Fuentes de agua, agua mineral embotellada, agua del grifo, agua osmotizada, agua filtrada… Existen muchos tipos de consumo de agua pero, ¿cuál es el agua más barata?

Ahorro en sistemas de agua

Evidentemente, la respuesta es muy clara: el agua del grifo. El agua potable que obtenemos en nuestros hogares cuesta en el caso de Zaragoza 204 euros/175m3, 271 euros en Madrid o 489 en el caso de Barcelona.

Sin embargo, el agua del grifo convive con otras muchas fórmulas como agua mineral o filtrada, cuyo consumo ha incrementado en los últimos años ligado al interés de los usuarios de consumir un agua de mayor calidad, sin cal y libre de sabores y olores. Dentro de estas opciones, en este post analizamos el precio de las fuentes de agua, los sistemas de tratamiento de agua del grifo y el agua embotellada en busca de la opción más barata.

Dispensador de agua y filtros de agua

Los dispensadores de agua a base de filtros son una de las opciones más populares. Entre sus ventajas se encuentra su efectividad para eliminar virus y bacterias, los malos olores y la cal. Estos filtros de agua son unos aparatos que se colocan generalmente debajo de la fregadera y filtran el agua del grifo.

Las opciones de dispensadores de agua mediante el tratamiento en casa del agua de boca son los descalcificadores (para hogares con aguas duras), los filtros de agua y los sistemas de ósmosis inversa. Lo más costoso de instalar uno de estos aparatos en el hogar es la inversión inicial, puesto que una vez adquirido apenas requiere mantenimiento (cambio de filtros) y se nutre del agua del grifo, con un coste mínimo. Por ello, estos equipos son realmente útiles para el ahorro a medio y largo plazo.

Botellas de agua mineral

El agua embotellada es la mejor opción para las personas que no consumen agua mineral a diario, sino de forma esporádica. Consumir esta agua no requiere de gran inversión ni mantenimiento, sin embargo, cuando se consume a diario el ticket de compra se puede incrementar notablemente.

Un litro de agua nos puede costar en el supermercado unos 50 céntimos de euros que, multiplicado por los 2 litros aproximados que se recomienda consumir eleva el coste a un euro. Al multiplicarlo por los miembros de cada familia parece que el agua mineral no es definitivamente la opción más económica. Además, tienen las desventajas de que hay que adquirirla en el supermercado periódicamente y que produce gran cantidad de residuos plásticos contaminantes.

Fuentes de agua

Las fuentes con bidones de agua son otra opción alternativa al agua embotellada para consumir agua mineral en casa. Estas fuentes de agua tienen un precio que oscila entre los 200 y los 500 euros, dependiendo del modelo, a los que se suma la adquisición permanente de los bidones de agua (que suelen ser de 20 litros). De esta forma, la compra de un dispensador de agua en forma de fuente recargable está ligada a un gasto en garrafas de agua mineral durante toda la vida útil de la fuente.