Cómo instalar un grifo de ósmosis en el fregadero

Cómo instalar un grifo de ósmosis en el fregadero
5/5 - 2 votos

La ósmosis inversa es un sistema de purificación con el que se puede obtener hasta un 100% de efectividad contra los agentes contaminantes presentes en el agua. Inicialemente se utilizaba en procesos industriales pero desde hace ya algunas décadas es frecuente encontrar sistemas de ósmosis inversa en los hogares.

Por su efectividad y lo sencillo que resulta instalar un grifo de ósmosis es una opción muy recomendada en el fregadero de su hogar. En este post descubrirás cómo instalar tú mismo uno de estos sistemas para obtener agua más pura.

Tipos de grifos de ósmosis

Fundamentalmente existen dos tipos de grifos capaces de realizar este proceso de purificación del agua:
Grifo independiente: como indica su nombre, es un grifo de ósmosis separado del grifo de la cocina por lo que es necesario realizar un agujero en el fregadero o en la encimera. Sin embargo, no es una operación complicada.

Grifo Instalado de Ósmosis

Grifo de doble función: a través de una palanca se puede elegir entre suministro directamente de la red o del dispensador de agua osmótica.

Cómo instalar un sistema de ósmosis en tu cocina

Es posible que determinados modelos de grifos dispongan de unas instrucciones de instalación particulares, pero por lo general estos son los pasos a seguir a la hora de instalar un grifo de ósmosis inversa.

  • 1. Elegir un lugar

    Normalmente la esquina del fregadero es la posición más práctica para la instalación de un grifo ya que se aprovecha mejor el espacio y te resultará más cómodo utilizar el fregadero. Asegúrate de que no interfiere con ningún otro elemento de la cocina y marca con un lápiz el punto exacto en el que vas a colocarlo.

  • 2. Hacer el agujero

    Con ayuda de un taladro perfora el punto de la encimera o del fregadero en el que anteriormente ya habías hecho una marca. Mide bien el espárrago del grifo para asegurarte de que utilizas una broca adecuada para su anchura (por lo general, 12 mm).

  • 3. Colocación del grifo

    Introduce la boca inferior del grifo por el orificio sin olvidar el orden de las piezas que lo conforman y que desde el extremo superior hasta el inferior sería el siguiente:

    • Grifo.
    • Embellecedor metálico.
    • Arandela de goma.
    • Orificio.
    • Arandela de goma.
    • Arandela metálica.
    • Tuerca de sujeción.

    Orienta la parte superior del grifo hacia el fregadero y ajusta la tuerca de sujeción para que no se mueva de esa posición.

  • 4. Conexión al sistema depurador

    Utiliza las tuercas y juntas suministradas por el fabricante para conectar el grifo con el depósito en el que se almacena el agua ya purificada. En la parte en la que el tubo conecta con el grifo encontrarás una arandela de goma para evitar fugas y una tuerca de ajuste. Exactamente lo mismo ocurre en el extremo opuesto, solo que el tubo va conectado en este caso a su correspondiente orificio en el dispensador.

  • 5. Conexión con la red hidráulica

    Por último tendrás que conectar el sistema depurador a la red hidráulica para tener suministro de agua. No olvides cerrar la llave de paso ubicada en la salida de agua fría ya que este conducto se encuentra bajo presión. Salvo que el fabricante lo especifique de otra manera, la conexión es idéntica a la del paso anterior.