La importancia del agua en las infusiones

Preparar una infusión o un té es todo un ritual. Un delicioso té de vainilla de Japón, unas perlas de té con jazmín o un Earl Grey Finest aromatizado con bergamota pueden suponer todo un festival para los sentidos, especialmente el gusto y el olfato.

A la hora de preparar correctamente una infusión influyen tres factores determinantes relacionados con el agua: su temperatura, el tiempo y su calidad. En este post vamos a ver algunos consejos para sacar el máximo partido organoléptico a nuestros tés e infusiones.

agua buena en infusiones

¿El agua importa?

El agua es un factor determinante en el resultado del té puesto que, en realidad, es el ingrediente principal.

Las infusiones se componen en un 95-98% de agua

Para elaborar una infusión correctamente es esencial que el agua tenga el menor porcentaje posible de cal y de cloro. Si vives en un hogar con agua del grifo dura o muy dura (alto nivel de minerales, en particular, sales de magnesio y calcio) es más que recomendable que utilices agua mineral embotellada o bien agua purificada mediante un descalcificador.

Si la cal no es el principal problema del agua de boca en tu hogar, pero quieres contar con un sistema para obtener agua de calidad, te recomendamos los equipos de ósmosis inversa.

El agua obtenida está libre de olores y sabores extraños, por lo que es posible disfrutar al 100 % de nuestras infusiones. Si el agua es dura, el calcio o el magnesio puede modificar el sabor d de la infusión, sobre todo, al calentar el agua de la red.

El agua osmotizada o sometida a un tratamiento doméstico de descalcificación propicia que se pueda degustar perfectamente el té o el café, ya que su sabor y su olor es completamente neutro.

La temperatura del agua en las infusiones

Según los expertos, para preparar un buen té el agua debe estar muy caliente, pero no hervir. Si llega a hervir, podemos esperar un poco o añadir un poco de agua templada para reducir la temperatura.

La temperatura de los tés puede ir desde los 95 ºC a los 60- 85ºC que se necesitan para preparar correctamente un té verde o blanco.

agua buena en infusiones

¿Cuánto tiempo calentar el agua?

Este factor dependerá del método que utilicemos (tetera, cazo, hervidor de agua…). Una vez que el agua está lo suficientemente caliente también tenemos que controlar el tiempo que dejamos nuestras infusiones:

  • Infusiones de flores: 5-6 minutos en agua a punto de hervir.
  • Frutas y especias: necesitan algo más de tiempo. El agua igualmente debe estar a punto de hervir.
  • Plantas medicinales: 8-12 minutos.

Recuerda que es importante tapar la infusión para que no evapore durante el tiempo de reposo… ¡y todo estará listo para disfrutar plenamente de tu infusión!

La importancia del agua en las infusiones
5/5 - 1 voto