3 razones por las que dejar de beber en plástico

3 razones por las que dejar de beber en plástico
¡Puntúa esta publicación!

Últimamente se está hablando mucho de sí es bueno o no beber agua de botellas de plástico.

Tal y como se ha demostrado, parece ser que beber agua embotellada no es tan bueno como parece, de hecho en muchas de las botellas de plástico se han encontrado componentes peligrosos como el bisfenol A.

El verano es la época en la que expuestos estamos a este compuesto debido a las altas temperaturas. El calor incrementa la liberación de sustancias tóxicas provenientes del plástico.

Hay que tener mucho cuidado con esto porque, al hacer más calor, hay un mayor consumo de agua embotellada, es “una pescadilla que se muerde la cola“, como decimos coloquialmente.

Para nuestra salud puede suponer un gran peligro beber agua de poca calidad, por eso es oportuno analizar los motivos por los que no deberías de beber agua en plástico:

Problemas que pueden derivar de consumir agua embotellada

Tanto el agua embotellada como las latas de cnoserva contienen bisfenol A, uno de los elementos que más perjudica nuestra salud a medio y largo plazo.

Pero… ¿realmente somos conscientes de cómo perjudica a nuestro organismo?

Afecta directamente a nuestra salud provocando enfermedades, que en ocasiones son irreversibles. Un claro ejemplo de ello son estos 4 problemas de salud que pueden aparecer según diversos estudios:

  • Problemas cardiovasculares
  • Diabetes y obesidad
  • Diferentes tipos de cáncer como el de próstata y el de mama
  • Intoxicación
  • Cambios en el comportamiento

Los peligros de beber agua en botellas de plástico son reales y se dan con más frecuencia de lo que nos pensamos.

Consumir agua es un hábito necesario, al hacerlo todos los días durante todo el año provoca que nuestro organismo vaya acumulando poco a poco este tipo de sustancias, sin darle tiempo a eliminar todos estos residuos.

Las alternativas a las botellas de plástico

Afortunadamente para nosotros existen alternativas y soluciones a este problema.

Además no hay que tomar medidas drásticas y costosas, sino todo lo contrario, son soluciones fáciles de implementar y económicas.

Tener agua de calidad en nuestra casa es el primer paso que tenemos que dar si lo que queremos es evitar ingerir Bisfenol A.

Instalando un sistema de ósmosis inversa dejaremos de beber agua con contaminantes tóxicos, además de ahorrarnos una gran cantidad de dinero en comprar botellas de plástico.

Pero no sólo eso, sino que nuestro organismo irá expulsando poco a poco las sustancias nocivas que hemos ido acumulando a lo largo del tiempo.

Uno de los errores más graves que podemos cometer es reutilizar las botellas de plástico porque contienen cantidades más elevadas de Bisfenol A. También con el uso repetido, la superficie de estas botellas se deterioran haciéndolas más porosas lo que facilita que absorban bacterias.

Si tenemos que irnos de casa y queremos llevarnos agua, podemos coger agua de nuestro sistema de ósmosis y meterla en una botella de cristal. Es manera simple de beber agua de calidad sin que suponga ningún peligro para nuestra salud.

Seguro que te interesa: